¿Cuál es la mejor forma de atraer y retener talento?

Loles Sala, directora de Personas y Cultura en ManpowerGroup Zona Mediterránea; José Luis Risco, director de RR.HH. y Partner en People Advisory Services de EY; y Antonio Lasaga, director de RR.HH. de Airbus en España,  analizan los principales retos que tienen que hacer frente las organizaciones a la hora de atraer y retener talento.

Lo hacen en un nuevo encuentro del Foro Nueva Economía, Nueva Empresa, que cuenta con la dirección técnica de la AED. La sesión online, celebrada ayer jueves 10 de noviembre, fue presentada y moderada por Pablo González Ruiz de la Torre, CEO & Founder de Trivu.

 

Tendencias con más impacto en 2023

Los ponentes han desgranado las tendencias detectadas que más impacto van a tener de cara al próximo año:

  • Lo que quieren los profesionales. Las organizaciones deben conocer las necesidades e inquietudes de las personas para poder favorecer a su bienestar.
  • Escasez de talento. El talento es escaso y no solo es difícil atraerlo, sino de retenerlo. Por este motivo, las compañías deben hacer el ejercicio de pensar en cómo pueden ser atractivas para los candidatos. A este desafío se le suma la dificultad de atraer perfiles digitales y los relacionados con las nuevas profesiones, como los relacionados con la ciberseguridad.
  • Aceleración de la digitalización. Tras la pandemia, la digitalización se va a acelerar todavía más en los próximos años. Por ello, las empresas deben mejorar ahora los conocimientos tecnológicos de sus profesionales.
  • La transformación a diferentes niveles: digital, cultural y humanista de la organización.
  • Propósito de empresa. Es de vital importancia contar un claro propósito de empresa con el cual las personas se sientan vinculadas, especialmente en tiempos de incertidumbre.
  • Centralización de procesos y descentralización del talento. A causa de la pandemia y de la guerra en Ucrania, las ventajas de la globalización han quedado en entredicho, sobre todo para las compañías que dependen, directa o indirectamente, de terceros ubicados en el extranjero. Sin embargo, se da la contradicción de que esta situación también ha generado una oportunidad para el talento, que puede estar y se puede desarrollar desde cualquier sitio gracias al trabajo en remoto.

En cuanto a los valores que toda persona debe tener, los expertos destacan especialmente la responsabilidad, ética e integridad, honestidad, saber estar, respeto, humildad, amor, pasión y valentía.

 

El candidato no sabe lo que quiere

“Antes estudiabas una cosa y ya sabías lo que querías ser. Ahora entrevistas a alguien recién graduado y lo desconoce”, manifiesta Risco. Ante esta situación, el experto señala que las organizaciones deben diferenciarse del resto y saber expresar lo que pueden ofrecer al candidato en el corto y medio plazo. Adaptarse a las necesidades de la persona.

Para Lasaga, es imprescindible que desde los departamentos de Recursos Humanos se puedan ofrecer alternativas y opciones, para así dar cabida a un mayor número de personas.

Por su parte, Sala expone una serie de factores que los candidatos tienen en cuenta a la hora de aplicar en un nuevo empleo:

  • Flexibilidad. Flexibilidad entendida en un amplio aspecto, tanto a nivel horario como desde dónde se trabaja y cuánto. “Es la principal necesidad y prioridad”, apunta.
  • Buscan líderes y equipos en los que confiar. El 72% de la gente busca líderes confiables. Sin confianza no se construye nada, ninguna relación.
  • Compartir valores. Si no compartes los valores con la empresa, la relación está abocada al fracaso. Se trata de ser capaces de tener conversaciones de valor con las nuevas generaciones.
  • Diversidad de todo tipo, especialmente la diversidad de pensamiento para saber respetar miradas diferentes.
  • Conciliación. Encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, no solo en las madres y padres de familia.

 

Superar la “resaca” de la pandemia

La pandemia ha marcado muchas de las decisiones y acciones llevadas a cabo por las empresas, pero es hora de “superar la resaca”, anima Risco. Hay que aprovechar lo que se ha aprendido en este periodo, pero no debemos anclarnos en él, sino que cobra más sentido que nunca remar todos en la misma dirección.

 

No hay empleos de primera y de segunda

El desajuste existente entre el tipo de oferta y de demanda de empleo es uno de los principales retos que tenemos como país. La llamada “titulitis”, es decir, el excesivo fomento de animar a los más jóvenes a cursar un estudio superior en detrimento de la formación profesional ha provocado una serie de prejuicios y sesgos en este último tipo de estudios. “Hay un camino intermedio entre el alta y la baja cualificación”, manifiesta Lasaga, que añade que “será crucial en los próximos años”.

 

 

 

ASÓCIATE

Encuentra el entorno, los profesionales, los conocimientos, las experiencias, servicios, proyectos e iniciativas más apropiados para afrontar con éxito tu carrera y favorecer el desarrollo y el crecimiento de tu negocio.

Corporate Member

Contacta con nosotros:

 

900 67 00 97

aed@asociaciondedirectivos.org

Cataluña  |  Madrid  |  Comunidad Valenciana

Andalucía  |  Galicia  |  Canarias

Share This