2023: el año de la transición hacia la buena dirección de la economía

Esta mañana hemos celebrado un Tendencias con José Manuel González-Páramo, Chairman de European DataWarehouse y profesor del IESE, y Sofía Rodríguez, Economista Jefe de Banco Sabadell, que ha presentado y moderado Xavier Brossa, vicepresidente primero de AED. En esta sesión online los expertos han analizado las perspectivas de la economía en 2023.

El año que acabamos de iniciar se erige como el de la transición hacia la buena dirección, que derivará en una tasa de crecimiento “que nos permita recuperarnos a comienzos de 2024”, ha señalado González-Páramo. Pese al pesimismo que asomaba el verano pasado, “lo que más sorprende son las revisiones de crecimiento al alza que hemos experimentado”, ha resaltado por su parte Sofía Rodríguez, a lo que ha añadido que “no estamos hablando de una recesión”. En este entorno, los analistas señalan algunos parámetros a tener en cuenta:

  • Año de menos a más. El 2022 se inició con unas perspectivas económicas muy favorecedoras tras dos años de pandemia, pero se vieron truncadas con el estallido de la guerra en Ucrania. Sin embargo, este 2023 irá “de menos a más”, según la Economista Jefe de Banco Sabadell.
  • PIB. Rodríguez ha apuntado además que el PIB español crecerá este año entre el 0,9 y el 1,3%, muy por debajo del 5% de 2022. En cuanto al PIB potencial para la economía española, la Economista Jefe de Banco Sabadell recuerda que el Banco de España lo cifra en el 1,3%.
  • IPC. En España, el IPC de diciembre se moderó por quinto mes consecutivo, registrando un 5,5%. Sin embargo, en 2023 se prevé que siga bajando a niveles cercanos entre el 3 y el 3,8%. Es decir, los precios crecerán menos, pero nos acercaremos a los objetivos de los bancos centrales europeos, “que no quiere decir que vayamos a alcanzarlos”, ha aclarado Rodríguez.

 

Ejercicio “moderadamente” positivo

Ambos expertos han coincidido en enumerar una serie de factores que favorecerán que este ejercicio sea “moderadamente” positivo:

  • Resiliencia “notable” del mercado de trabajo. Se trata de un fenómeno nuevo con el que nos hemos encontrado en la pandemia, un activo esencial de nuestro mercado laboral.
  • La posición internacional neta de la economía española frente al exterior. “Es la diferencia entre lo que nos presta el mundo y lo que prestamos al mundo”, ha apuntado el profesor del IESE. “Ahora mismo está por debajo del 60% del PIB, una cifra históricamente muy baja”, apunta, lo que se traduce en una “buena noticia” porque la prima de riesgo es muy sensible a este dato y “hoy somos menos vulnerables de lo que lo éramos”, concluye.
  • La deuda de los hogares y empresas. Es importante destacar que no se sitúa a los mismos niveles de lo que estaba en las anteriores crisis financieras, hecho que robustece la economía. En el caso concreto de las compañías, “hay liquidez en el balance empresarial”, ha sostenido Rodríguez.
  • Escasa dependencia del gas ruso. Desligarse del gas ruso es una ventaja para la economía española, además de tener en cuenta el importante peso que tienen las energías renovables en nuestro país.
  • Reapertura de China. Es una buena noticia para este “giro positivo”, ha defendido González-Páramo, Chairman de European DataWarehouse.

 

Los riesgos presentes

A pesar de que los expertos han dibujado un escenario positivo para este ejercicio, también han puesto de relieve una serie de riesgos a tener en cuenta a la hora de anticipar perspectivas económicas:

  • “Ruido” político. No hay que olvidar que durante este 2023 se producirá una intensa actividad electoral marcada, principalmente, por las elecciones generales, que se prevén a finales de año, y los comicios municipales, el 28 de mayo. “Esto permite anticipar que no vamos a ver reformas de calado, de aquellas que necesita la economía española”, ha destacado González-Páramo.
  • Fondos Next Generation. A pesar de que la ejecución de los fondos se ha acelerado, se debería aprovechar más la oportunidad de los Next Generation.
  • Deuda y finanzas públicas. Se observa una estabilización del déficit estructural que actualmente coincide con el déficit total, lo que va a hacer muy complicado alinearse con la media de los países de la Unión Europea.
  • Inflación. “La inflación todavía no está fuera de radar. El Banco Central Europeo seguirá haciendo subidas, aunque moderadas, de los tipos de interés”, ha manifestado finalmente Rodríguez.

 

 

ASÓCIATE

Encuentra el entorno, los profesionales, los conocimientos, las experiencias, servicios, proyectos e iniciativas más apropiados para afrontar con éxito tu carrera y favorecer el desarrollo y el crecimiento de tu negocio.

Corporate Member

Contacta con nosotros:

 

900 67 00 97

aed@asociaciondedirectivos.org

Cataluña  |  Madrid  |  Comunidad Valenciana

Andalucía  |  Galicia  |  Canarias

Share This