ARTÍCULO EN DEFENSA DE LAS BECAS ERASMUS

Las becas Erasmus: un gran activo de nuestro país

Por Alfonso Jiménez, socio director de PeopleMatters.

Europa ha hecho una fuerte apuesta por los programas europeos de movilidad de estudiantes universitarios, fundamentalmente a través del programa Erasmus, siendo, junto con el lanzamiento del euro, una de las iniciativas más tangibles y de gran aportación de valor a los jóvenes que han pasado por dichos programas.

Para las empresas es importante este perfil de profesionales no sólo por el dominio de idiomas, sino también por la mentalidad global. Los jóvenes universitarios
que participan de los programas de movilidad no sólo amplían sus competencias durante la estancia, sino que ya el propio interés por la participación en dichos programas es un corte que denota iniciativa y que implica un buen expediente previo.

Así, por ejemplo, no es de extrañar que un grupo de las mejores empresas que operan en nuestro país uniera sus esfuerzos hace seis años para poner en marca la
iniciativa Recruiting Erasmus, pionera en Europa que trata de tender un puente entre los alumnos internacionales y dichas empresas con el objetivo de su incorporación
a los programas de empleo de dichas compañías.

Los programas de movilidad son costosos ya que hacer un curso en otro país requiere recursos de desplazamiento, alojamiento y estancia muy importantes durante muchos meses. Para eso nacieron modalidades de becas que
soportan estos programas de movilidad.

De todas ellas las más conocidas han sido las becas Erasmus, que en nuestro país se han constituido por tres componentes de financiación: el europeo, el nacional y
el de las comunidades autónomas a las que pertenecen las distintas universidades.
A finales de 2012 surgió una polémica sobre las dificultades de financiación
europea de las becas Erasmus, y recientemente surgió la polémica sobre la financiación estatal por parte del Ministerio que condujo a una reacción por
parte de los alumnos internacionales.

En definitiva, parece que estamos viviendo momentos de recortes en el gasto público en nuestro país que pueden incidir en que las becas se vean mermadas,tanto
en la cuantía como en el número de alumnos que pueden beneficiarse de las mismas. También parece que la voluntad de Europa es no sólo mantener los programas de movilidad europeos, sino incluso incrementarlos, fijando objetivos ambiciosos en cuanto al número de alumnos que se puedan beneficiar de los mismos.

La reducción de la financiación de los programas de movilidad corre el riesgo, según como se hicieran dichos recortes, de limitar el acceso a los mismos a aquellos que disponen de mayor renta familiar.

Es importante que nuestro país no pierda la posición de líder en estos programas ya que aportan un gran valor en la formación de los profesionales del mañana. La universidad tiene que ser cada día más universal y la experiencia internacional de nuestros alumnos es un factor multiplicador de sus capacidades.

España necesita competir en mercados cada día más globales y competitivos y no podemos renunciar a las oportunidades que nos brinda Europa o a las oportunidades que podemos crear de movilidad en otras direcciones.

Artículo publicado en la sección Ecoaula de El Economista del miércoles 4 de diciembre de 2013.

Puedes consultar y descargar el texto en versión pdf haciendo clic en el siguiente enlace:
Artículo de Alfonso Jiménez sobre las becas Erasmus

ASÓCIATE

Encuentra el entorno, los profesionales, los conocimientos, las experiencias, servicios, proyectos e iniciativas más apropiados para afrontar con éxito tu carrera y favorecer el desarrollo y el crecimiento de tu negocio.

Corporate Member

Contacta con nosotros:

 

900 67 00 97

aed@asociaciondedirectivos.org

Cataluña  |  Madrid  |  Comunidad Valenciana

Andalucía  |  Galicia  |  Canarias

Share This