El consejo como palanca de crecimiento para las pymes

El consejo puede ser una estupenda palanca de crecimiento para las compañías, independientemente de su tamaño. Por ello, desde Escuela de Consejeros, iniciativa de AED y KPMG e IESE Business School como partner académico, se ha organizado una sesión con expertos para analizar cómo se plantea un consejo en una pyme y sobre el rol del consejero en este tipo de compañías.

En el contexto actual, el buen gobierno de las compañías ha cobrado especial relevancia, especialmente porque este órgano se hace cada vez más necesario para impulsar el crecimiento y la transformación de las empresas, pero no solo en las grandes y cotizadas, sino también en pymes en fase de crecimiento. De esta manera, el consejo de administración funciona como una palanca para el desarrollo y la consolidación de las empresas familiares. Para abordar el tema desde un enfoque práctico, la Escuela de Consejeros ha citado a expertos para que detallen las características y particularidades que presentan los consejos en empresas de menor tamaño.

Moderados por Juan Roure, director académico del programa de la Escuela «De Directivo a Consejero», Emma Fernández, consejera de Axway, Metrovacesa y Openbank, Óscar Gallego, asesor, consejero digital y fundador de Quantic Brain y Luis Lopezbarrena, consejero independiente y director general en Top Cable, todos ellos con una extensa trayectoria en consejos de administración, y alumni de Escuela de Consejeros, han establecido el perfil del consejero de una pyme y han ofrecido pautas y recomendaciones para aquellos directivos que quieran dar un salto en su carrera hacia el Consejo.

 

  1. Prioridades y objetivos

Las empresas de menor tamaño suelen estar gestionadas por sus fundadores o descendientes, por lo que la mirada externa del consejero se torna necesaria. Con ello, la prioridad del consejo debe ser la de aportar un equilibrio, dentro de un marco de confianza. El objetivo se debe centrar en ayudar a la propiedad a entender qué pretende con el consejo para poder dar respuesta a los futuros retos ligados a la estrategia, la transformación y el equipo. «Las pequeñas y medianas empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de una mirada y ayuda externa, sobre todo para afrontar el reto de la transformación digital. Todo lo que tiene que ver con tecnología tiene entregables muy específicos y debes que ayudarlos a marcar objetivos claros asociados a su negocio», explica Óscar Gallego.

2. Profesionales de calidad y bien remunerados

A diferencia de las grandes compañías que cuentan con consejos conformados por unas 12 personas, en las empresas de menor tamaño el número oscila entre 4 ó 5.  Emma Fernández recomienda que, si se quiere contar con profesionales de calidad, estos deben estar bien remunerados, por lo que el número de integrantes no puede ser muy extenso. Por otro lado, Luis Lopezbarrena señala otro rasgo característico a tener en cuenta: «Quien ingresa a estos consejos está muy supervisado por la familia. Son empresas que conocen y valoran a sus empleados, por lo que hay una opinión sobre ellos y esto influye a la hora de designar quién ocupa el puesto».

3.  Recomendaciones prácticas para acceder a los consejos

Un factor clave para formar parte de un consejo de una empresa familiar radica en ser proactivo, tender puentes y valerse de una red de contactos. Pueden darse dos situaciones: que la empresa sea la que llegue al profesional o a la inversa.»Tienes que entender que te conviertes en tu propia marca y para eso tienes que hacerte visible en ciertos ecosistemas», explica Gallego. El consultor digital agrega que el word of mouth o, el boca a boca, es siempre un buen aliado al igual que los clientes o proveedores con los que se ha trabajado durante la carrera.

4. Consideraciones a tener en cuenta antes de aceptar un puesto como consejero

Es fundamental tener un conocimiento global del negocio, siendo la especialización una desventaja ya que hay que cubrir muchas áreas de negocio. Como un primer paso, Fernández recomienda evaluar el estado de la compañía a través de sus números y lograr un cierto entendimiento con el líder de la misma o del consejo para poder obtener quick wins. Pero la intuición también juega un rol importante para desempeñar el cargo: «Cuando estás en un consejo hay muchas cosas que están entre bastidores que no verás y son las relaciones. Intuir las influencias para canalizar las propuestas, requiere de una habilidad especial», agrega Lopezbarrena. Por último, es necesaria la escucha y mantener un diálogo con todo el mundo, al igual que compartir la misión y los valores de la empresa, «que no haya dudas que quieres lo mejor para la compañía», han coincidido los ponentes.

 

 

 

ASÓCIATE

Encuentra el entorno, los profesionales, los conocimientos, las experiencias, servicios, proyectos e iniciativas más apropiados para afrontar con éxito tu carrera y favorecer el desarrollo y el crecimiento de tu negocio.

Corporate Member

Contacta con nosotros:

 

900 67 00 97

aed@asociaciondedirectivos.org

Cataluña  |  Madrid  |  Comunidad Valenciana

Andalucía  |  Galicia  |  Canarias

Share This