La revolución del audio: oportunidades para directivos y empresas

La pandemia ha representado un punto de inflexión para la sociedad. Ha alterado muchos sectores, impulsando reconversiones y efectos negativos en algunos ámbitos, pero también se ha erigido como una nueva ventana de oportunidades.

Es el caso del auge de las plataformas de audio, que, con Clubhouse al frente, han protagonizado un revuelo mediático en los últimos meses. La aplicación móvil nació en plena crisis sanitaria y con tan solo un año de vida ya ha conseguido millones de usuarios. ¿A qué se debe este repentino éxito del audio y de qué manera puede beneficiar a directivos y empresas?

Esta es la principal cuestión que se ha tratado en la nueva sesión de AED Live titulada “Clubhouse, Twitter Spaces, Spotify… La revolución del audio: oportunidades para directivos y empresas” y que ha contado con la participación de la CEO de Habitissimo, Sarah Harmon; el director general de Emprendimiento e Innovación de la Universidad de Navarra, David Luquin; y el vicepresidente de Innovación y Estrategia de TBWA, Jesús Fuertes.

 

Exclusividad, autenticidad y cercanía: las características del éxito

Sarah Harmon ha iniciado su intervención recordando la exclusividad de Clubhouse, hecho que incentiva el interés de los usuarios de formar parte un grupo cerrado: “si es difícil entrar, tienes aún más ganas de acceder”. Además, ha puesto de relieve el cansancio generalizado de las pantallas después de un 2020 donde, tanto teletrabajo como el consumo de televisión han sido los grandes líderes: “estamos todos cansados de estar enfrente de una pantalla, el vídeo está cayendo y el audio está subiendo”, ha declarado.

Para David Luquin, en cambio, el éxito del chat de audio se debe a la necesidad de historias porque “las personas humanas necesitamos historias, cuentos explicados de forma cercana y que sean reales. Volver a lo auténtico”.

Por su parte, Jesús Fuertes ha hecho alusión al “recorte de la distancia entre creadores de contenidos y sus audiencias”. La cercanía se convierte en un pilar en este tipo de plataformas, permitiendo una aproximación entre ambos. “El valor de Clubhouse es su simplicidad, la frescura y la ausencia de “filtros”, ha señalado.

 

La necesidad de tener curiosidad

Los tres ponentes han coincidido en la necesidad de “experimentar y tener curiosidad”, el primer paso para que un directivo pueda estar presente en aplicaciones como Twitter Spaces o Clubhouse. En esta línea, Luquin ha animado a los ejecutivos a “estar” en la red social: “las aplicaciones no maduran, mutan, y mutan al ritmo que madura la sociedad y la manera de consumir. No hay que dejar nunca de estar y ser curiosos, aunque nos equivoquemos”.

Planteamiento también compartido por Harmon, que rechaza la idea preconcebida de que es mejor unirse a una red social cuando ya se haya consolidado: “hay que experimentar y no esperar a que madure”.

Además, la pereza debe dejarse a un lado y la falta de tiempo tampoco debe ser un impedimento para explorar nuevos canales. “La tecnología nos abre posibilidades para los directivos, es importante experimentar para luego decidir tú lo que quieres hacer. Todas estas herramientas te pueden permitir destacar”, ha resaltado Fuertes.

Del mismo modo, los ponentes han subrayado la importancia de acceder a una red social por voluntad propia, no por presión social, y hacerlo de manera personal. Evitar dejar tu perfil a terceras personas ya que perderás autenticidad y, por ende, la credibilidad.

 

Oportunidad para las empresas

La principal ventaja del chat de audio es la conexión directa que se establece con la audiencia. Tal y como ha destacado Jesús Fuertes, para el directivo se abre un nuevo canal para expresar su punto de vista, intercambiar ideas, hacerse oír e incrementar la reputación de su marca. Se trata de una útil herramienta para sumar cercanía, espontaneidad y frescura. Además, existen multitud de “charlas increíbles en Clubhouse para todos los directivos, mucho contenido de valor en la mano”, según Luquin.

Sin embargo, para las compañías supone todavía un reto. “Llevamos años en que la publicidad está sustituida por generación de contenidos de valor”, destaca Fuertes, y añade que “el audio tiene que ser una persona, que se identificará con la marca”. Es en este punto donde las empresas se encuentran ante el desafío de buscar a las mejores personas que se adecuen a las demandas de los usuarios.

 

6 recomendaciones básicas para crear un perfil digital atractivo

Sarah Harmon ha aportado seis recomendaciones básicas a la hora de crear un perfil:

  1. Escoger bien el apodo/nombre. En el caso de Clubhouse, que solo permite cambiar una vez de nombre, es primordial pensarlo detenidamente.
  2. Cuidar la imagen y biografía. Lo más importante de tu perfil es el apodo, la imagen y las tres primeras líneas de tu biografía. En este último caso, es recomendable escribir en primera persona.
  3. Conectar las cuentas con LinkedIn, Twitter, Instagram, etc. Es importante destacar que en Clubhouse no existen los mensajes privados, por lo que las conversaciones deben seguir a través de otras redes sociales.
  4. Saber cuál es tu conocimiento. Ser consciente de tus aptitudes y lo que puedes aportar.
  5. Hacer conexiones con influencers que ya están en la plataforma. Es decir, seguirles, crear un club tú mismo, etc.
  6. Ser consciente de tu propósito y no delegar los perfiles. Cada red social tiene un objetivo y como ejecutivo tienes que ser muy selectivo con las redes en las que estás presente. Sin un trabajo continuado en una red social, no se extraerán frutos.

ASÓCIATE

Encuentra el entorno, los profesionales, los conocimientos, las experiencias, servicios, proyectos e iniciativas más apropiados para afrontar con éxito tu carrera y favorecer el desarrollo y el crecimiento de tu negocio.

Corporate Member

Contacta con nosotros:

900 67 00 97

aed@asociacióndedirectivos.org

Cataluña  |  Madrid  |  Comunidad Valenciana

Andalucía  |  Galicia  |  Canarias

Share This